LA ALTA COCINA VERDE DE RODRIGO DE LA CALLE  RECIBE SU PRIMERA ESTRELLA MICHELIN EN EL INVERNADERO

LA ALTA COCINA VERDE DE RODRIGO DE LA CALLE RECIBE SU PRIMERA ESTRELLA MICHELIN EN EL INVERNADERO

El restaurante recibe este reconocimiento solo año y medio después de su apertura.

 

“Qué bonito es tener la sensación de que las cosas vuelven a estar en su sitio y que pese a todas las dificultades tienes la perspectiva más clara y madura de lo realmente es importante en la vida”, estas han sido las primeras palabras del chef tras conocer hoy en Gerona la noticia durante la gala, a la que ha asistido

 

 

Madrid, 23 noviembre 2016. Abierto desde primavera de 2015, el restaurante El Invernadero, del chef Rodrigo de la Calle, ubicado en el Hotel La Torre Box Art en Collado, ha recibido hoy su primera estrella Michelin, confirmada esta misma tarde en la gala celebrada en la masía Mas Marroch, en Vilablareix, el centro de eventos de El Celler de Can Roca para presentar la guía Michelin España y Portugal 2017.

 

Un reconocimiento a la personalísima cocina de este chef, que se basa en la “gastrobotánica”. Gastrobotánica, alta cocina verde, recuperación de especies vegetales, respeto al entorno, cultivo integrado, apuesta por la diversidad de las especies… son parte de la base de la filosofía de este chef, que lleva años rompiendo radicalmente la escena de la cocina con su manera de conceptualizar, cocinar y de plantear sus menús basándose exclusivamente en lo verde.

 

Su apuesta, desde siempre, es por el trabajo de agricultores y viticultores gastrobotánicos, pero no solo por lo local, sino por aquellos que trabajan en la investigación de especies de origen vegetal. La investigación en este ámbito es su prioridad, con espíritu educativo, de lo que su libro “Gastrobotánica” (2010) da buena cuenta. Actualmente está trabajando en otra publicación que recogerá sus avances en esta materia.

 

La emoción del chef al recibir esta estrella Michelin, que es la segunda en su carrera, después de la que le otorgaron en 2011 en su primer restaurante, Rodrigo de la Calle, se ve en sus palabras. Pues le llega en el momento adecuado, tras el inicio de un cambio radical en su carrera en el año 2015 con la apertura de El Invernadero.

 

Gracias a quienes se lo han puesto difícil

 

“Qué bonito es tener la sensación de que las cosas vuelven a estar en su sitio y que pese a todas las dificultades tienes la perspectiva más clara y madura de lo realmente es importante en la vida”, estas han sido sus primeras palabras hoy.

 

“Le doy las gracias a las personas que realmente te quieren y están a tu lado en lo malo y en lo bueno, las que nunca se alejan y te ayudan a levantarte. Gracias a los que creen en lo que haces y valoran que abrir camino es difícil. Gracias a los que te acompañan sin condiciones y se asocian a tus ideales. Y gracias sobre todo a los que me lo ponen cada día más difícil porque me hacen más fuerte”, ha continuado.

 

“La vida me está enseñado que hay muchas cosas que me sobran y he aprendido a deshacerme de ellas”. Así ha concluido las que son sus primeras declaraciones tras recibir este reconocimiento.

 

La “Revolución verde” que inició en 2012 ya ha tenido muchos reconocimientos, pero este es sin duda el culmen, después de que ya tuviera su primera estrella Michelin en 2011 en su primer restaurante, Rodrigo de la Calle, ubicado en Aranjuez, y que posteriormente cerró sus puertas para iniciar un trabajo de asesoramiento e investigación más amplio.

 

A Rodrigo de la Calle le debemos el trabajo en cocina con variedades vegetales hasta entonces desconocidas para la mayoría de cocineros y comensales como: caviar cítrico, mano de Buda, cidra, escarcha, carisa, salicornia… en los fogones del Hotel Huerto del Cura y logra establecerse como chef ejecutivo. Allí conoce al botánico Santiago Orts y su cocina da un giro de 180 grados. Ambos crean el concepto “Gastrobotánica”.

 

El Invernadero desarrolla su cocina más personal, en la que sigue trabajando con frutas y verduras de temporada; es un espacio único, con tan solo cuatro mesas, donde no existe servicio de sala. Los cocineros cocinan y sirven todos y cada uno de los platos y bebidas que se cocinan para el menú.

 

En 2016, Rodrigo de la Calle crea su nuevo menú “vegetalia” donde se incluyen sus últimos estudios con todo tipo de vegetales, flores, hongos y líquenes de alta montaña, además de incluir superalimentos, fermentados y todas las frutas y verduras de temporada, inaugurando su huerto en Guadarrama.

 

Sobre Rodrigo de la Calle. De Mugaritz a Berasategui

 

Estudiante en la Escuela de hostelería de Aranjuez, ha pasado por las cocinas de Lhardy, Goizeko Kabi, Romesco o Lur Maitea, en su etapa más inicial, Mugaritz de Andoni Luis Aduriz, trabajó junto al maestro pastelero Paco Torreblanca. En el año 2000 Hotel Huerto del Cura y logra establecerse como chef ejecutivo, donde conoce al botánico Santiago Orts y crean el concepto “Gastrobotánica”.

 

Aquí se produce el gran cambio en su trayectoria. Más adelante, en 2005, trabaja en “El Poblet” con Quique Dacosta, y culminó su formación con Martín Berasategui, al que considera su maestro y mentor.

 

Los reconocimientos llegaron en seguida: Cocinero Revelación en Madrid Fusión 2009; Cocinero del Año 2009 por la Cámara de Comercio de Madrid; Chef L’Avenir (Cocinero del futuro) de la mano de la Academia Internacional de Gastronomía; estrella Michelin para su restaurante Rodrigo de la Calle en la guía Michelin 2012

 

2015, el año de la nueva revolución (verde, por supuesto)

 

Desde Marzo de 2015 colabora activamente como asesor del prestigioso cocinero francés Jöel Robuchon, en sus laboratorios de París. Continúa su expansión internacional con el asesoramiento de establecimientos en Pekín. Y también en la primavera de 2015 abre El Invernadero, que ahora recibe su primera estrella Michelin solo un año y medio después de su apertura, con el reto de ser un espacio de tan solo 4 mesas y sin servicio de sala. Toda una revolución, verde, por supuesto.

 

Gastrobotánica

 

Gastrobotánica es la investigación de nuevas especies y rescate de otras variedades olvidadas o desconocidas del reino vegetal y el estudio de los distintos componentes de las plantas (raíces, tallos, hojas, flores, frutos, semillas) para el uso y aplicación en cocina.

 

La gastrobotánica es una disciplina que fusiona dos campos del conocimiento humano, gastronomía y botánica para unirlos en un concepto cuyo resultado beneficia a ambos. Por una parte, porque fomenta las posibilidades de aplicación culinarias de los vegetales y, por otra, porque estimula y potencia el cultivo agrícola y la conservación de especies olvidadas, desconocidas o insólitas para la gastronomía.

 

10 principios resumen lo que es la gastrobotánica para el chef, que recoge en lo que llama su “Decálogo de la gastrobotánica”.

 

 

El Invernadero

 

Durante la primavera inaugura su restaurante El Invernadero, ubicado en el Hotel La Torre Box Art en Collado Mediano, en plena sierra madrileña. En El Invernadero desarrolla su cocina más personal, en la que sigue trabajando con frutas y verduras de temporada; es un espacio único, con tan solo cuatro mesas, donde no existe servicio de sala. Los cocineros cocinan y sirven todos y cada uno de los platos y bebidas que se cocinan para el menú.

 

Este mismo año 2016 crea su nuevo menú “vegetalia” donde se incluyen sus últimos estudios con todo tipo de vegetales, flores, hongos y líquenes de alta montaña, además de incluir superalimentos, fermentados y todas las frutas y verduras de temporada, inaugurando su huerto en Guadarrama.

 


RODRIGO DE LA CALLE

LA REVOLUCIÓN VERDE

 

2000 Chef ejecutivo del Hotel Huerto del Cura (Elche). Conoce al botánico Santiago Orts crean el concepto “Gastrobotánica”.

 

2003 Mugaritz de Andoni Luis Aduriz. También trabajó junto al maestro pastelero Paco Torreblanca.

 

2005 “El Poblet”, hoy restaurante Quique Dacosta. Y culminó su formación junto al gran maestro Martín Berasategui en Lasarte.

 

2007 Rodrigo abrió su propio restaurante en Aranjuez, Rodrigo de la Calle.

 

2009 Premio al Cocinero Revelación en Madrid Fusión.

 

2010 Cocinero del Año por la Cámara de Comercio de Madrid. Chef L’Avenir (Cocinero del futuro) por la Academia Internacional de Gastronomía. Publica su libro Gastrobotánica.

 

2011 Recibe su primera estrella Michelin en su restaurante Rodrigo de la Calle. Segundo Sol de la guía Repsol.

 

2012 Crea el concepto de “Revolución verde”. Asesor de multinacionales y empresas del sector de la gastronomía.

 

2013 Comienza su trabajo con las verduras fermentadas.

 

2014 Experimentación con los superalimentos.

 

2015 Asesor del prestigioso cocinero francés Jöel Robuchon, en sus laboratorios de París. Asesoramiento de establecimientos en Pekín. Investigación de bebidas fermentadas. Inauguración de su restaurante El Invernadero, ubicado en el Hotel La Torre Box Art en Collado Mediano, Madrid.

 

2016 Menú “vegetalia”. Inauguración de su huerto en Guadarrama.

 

 

TODO LO QUE NECESITAS SABER

EL INVERNADERO

RODRIGO DE LA CALLE

 

Box Art Hotel – La Torre

Paseo de los Rosales, 48, 28450 Collado Mediano, (Madrid)

reservas@elinvernadero-rdelacalle.com

 

Horario:

Abierto de jueves a domingo, para almuerzos de 13.30 a 15 horas

y cenas de 21 a 22.30 horas.

 

Un solo menú: MENÚ VEGETALIA

 

Más información:

www.elinvernadero-rdelacalle.com

www.rodrigodelacalle.es

 

—————————————————

 

CONTACTO DE PRENSA

 

MATEO&CO Agencia de Comunicación Tel: 902 100 219

 

Lola Montes lolam@mateoandco.es m. 619 45 88 05