LA RENTRÉE MEJOR CON CAFÉ:  GUÍA PARA CONSEGUIR EL CAFÉ PERFECTO

LA RENTRÉE MEJOR CON CAFÉ: GUÍA PARA CONSEGUIR EL CAFÉ PERFECTO

Litros y litros de café se disfrutan y, se necesitan, día a día para superar la vuelta de vacaciones. De hecho, 8 de cada 10 españoles consumen café a diario (según datos del estudio “Hábitos y actitudes de los españoles frente al consumo de café” elaborado por Quota Research para el Centro de Información Café y Salud) por ello, SUPRACAFÉ anima esta vuelta con una guía para conseguir el café perfecto.

El experto en café y barista de SUPRACAFÉ, Enrique Flores, proporciona algunas pautas para evitar los errores más comunes al prepararlo y así poder disfrutarlo de la mejor manera.

Lo esencial es contar con café de calidad 100% Arábica pero “no basta con tener buen producto, a veces la forma de prepararlo puede alterar su sabor”, explica el barista de SUPRACAFÉ. Por tanto, antes de cometer el primer error y no contar con un producto de calidad, ¿cuáles son los principales fallos?

El barista de SUPRACAFÉ indica cinco errores muy comunes a la hora de preparar café en la cafetera de moka o italiana:

☕ No calentar el agua antes: antes de añadir el agua al recipiente de la cafetera, lo ideal es calentarla para no perder aroma y sabor del café.

☕No dejar la tapa abierta: al contrario de lo que se cree, hay que mantener la tapa de la cafetera abierta hasta que el café suba que es cuando se cierra y se retira del fuego para parar la extracción.

☕ No moler el café en el momento: a veces no siempre se puede por falta de tiempo pero lo mejor para conservar las propiedades del café es molerlo justo antes de prepararlo.

☕ No disfrutar del sabor natural: añadir al café azúcar u otros edulcorantes altera el sabor real del café que al contrario de lo que se cree no es amargo. Un buen café 100% Arábica es dulce.

No limpiar la cafetera: un mito muy extendido es no limpiar la cafetera ya que así se protege el recubrimiento. El barista de SUPRACAFÉ recomienda todo lo contrario, es importante limpiarlo con agua y jabón y secarla muy bien.