PICALAGARTOS SKY BAR, LA NUEVA PROPUESTA MÁS CASTIZA DE JAVIER MUÑOZ-CALERO

PICALAGARTOS SKY BAR, LA NUEVA PROPUESTA MÁS CASTIZA DE JAVIER MUÑOZ-CALERO

La nueva propuesta gastronómica del chef Javier Muñoz-Calero, de Azotea Grupo acaba de abrir sus puertas en el recién inaugurado NH Collection Gran Vía. En este nuevo espacio bautizado con el nombre de Picalagartos Sky Bar podemos encontrar toda una selección de platos de la gastronomía española con muchos guiños a la cocina más castiza acompañados por vinos nacionales e internacionales en la planta octava del hotel. Completa la oferta, una amplia selección de cócteles y una carta más ligera una planta más arriba en el espacio de la azotea donde es posible disfrutar de una de las mejores vistas 360º sobre la ciudad de Madrid.

La cocina más “cañí” de Javier Muñoz-Calero

La gastronomía española y el producto de temporada son sin duda la base de la nueva propuesta gastronómica del chef Javier Muñoz-Calero. A ellas se une una selección de platos de la cocina madrileña, reinterpretados y actualizados con el sello personal del chef madrileño. Es posible así probar desde sus Bravas Montera o los Esponjositos con rejos de chipirón a la romana con ali oli de ajo negro, entre sus opciones de picoteo o bien platos como el Lomo bajo de Charolés con 35 días de maduración y pimientos de Guernica. La influencia madrileña se deja ver también en uno de sus postres, Helado artesano con barquillos, en un claro homenaje a la ciudad.

Selección de proveedores: búsqueda de la mejor calidad

Otra de las señas de identidad de la carta de Picalagartos Sky Bar ha sido sin duda la elección de los proveedores, muchos de ellos ya conocidos por su calidad en Azotea Grupo. Destacan así, en el apartado de carnes, la selección de Cárnicas Lyo, conocida por la alta calidad de la carne gallega que ofrece siempre a los restaurantes. Los embutidos con D.O. Extremadura y los pescados frescos del día y las verduras de temporada son también importantes apuestas en la cocina de Muñoz-Calero.

Además de los proveedores, destaca también la elaboración de algunos platos al ascua, en un horno de brasa especial con carbón de encina. Junto a ello, también otras formas de cocinado, ligeras como el papillote y panes de sal que además permiten dar un mayor sabor a buena parte de los platos.

Carta de vinos: selección personal del sumiller Javier Arroyo

Junto a la propuesta gastronómica, el sumiller Javier Arroyo (ex DiverXO) realiza una selección de vinos nacionales e internacionales de las principales denominaciones de origen, elegidos por su calidad y también por su novedad. La ciudad está también presente ya que la carta ofrece además algunas referencias con la D.O. Vinos de Madrid. La carta incluye además una amplia muestra de vinos de Jerez por su gran versatilidad y ofrecer una buena opción a la hora del maridar con los platos.

Cócteles de altura de la mano del barman Joel Jamal

La zona de restaurante se completa con una propuesta más ligera en la azotea situada en la planta novena, en la que además es posible contar con una selección de cócteles, firmados por el barman Joel Jamal que es además es el asesor de coctelería para todo Azotea Grupo. En ella se puede así probar desde el cóctel Picalagartos Sky Gin (Tanqueray 10, zumo de lima, vermut seco, zumo de piña y arándanos naturales) hasta cócteles de autor como Producto Español (Tanqueray 10, oloroso, licor de almendra y angostura).

En la azotea se encuentran los espacios Cardhu Scotch House, un bar especializado para disfrutar de los mejores whiskies de malta y blend escoceses sin salir del hotel y también el exclusivo Tanqueray Sky Garden, un jardín vertical donde disfrutar de los mejores cócteles y del perfecto Gin & Tonic.
Apuesta por un cuidado interiorismo

El restaurante Picalagartos ubicado en la planta octava del hotel ha contado con la decoración a cargo del Estudio TBC de Mercedes Isasa. Los colores sobrios, dentro de la gama de los grises y azules ofrecen al comensal un espacio acogedor con distintos ambientes y con mesas en las que es posible redescubrir la Gran Vía con vistas espectaculares.