LA DESPENSA DE ETXANOBE CELEBRA EL DÍA DE LOS ENAMORADOS

LA DESPENSA DE ETXANOBE CELEBRA EL DÍA DE LOS ENAMORADOS

Los chefs Fernando Canales y Mikel Población proponen un plato ideal para compartir en uno de los días más románticos del año, San Valentín. El lugar no podía ser otro que en La Despensa de Etxanobe. Se trata de un espacio cosmopolita con aire neoyorquino que invita a disfrutar en un ambiente relajado e informal.

Sólo el 14 de febrero, día de los enamorados, será la ocasión única para disfrutar de este propuesta elaborada para esta fecha especial. Se trata del plato que han denominado como ‘El deseo de La Despensa’: tartar de ostras y trufas acompañado de ñoquis de canela, esferas de jengibre y nabo con virutas de jalapeño (36€). Una combinación que no dejará indiferente.

La Despensa de Etxanobe

territorio, producto y brasas

La Despensa de Etxanobe es sinónimo de territorio y producto, pilares inseparables de la herencia e historia de la región que dan como resultado una propuesta de alta cocina vasca democratizada y que se ha convertido en uno de los restaurantes favoritos de los bilbaínos.

Los pilares desde donde se sustenta la carta se dividen en guisos, asados y brasas con el producto como protagonista siendo La Despensa de Etxanobe una de las mejores lonjas de Bilbao así como un referente en carnes maduradas con el Dry Ager, cámara para curar y madurar en seco cintas de carne de Josenea, que recibe al comensal ya en la entrada del restaurante.

En la parte de guisos destacan recetas tan tradicionales como Habitas estofadas, Pochas Marineras, Arroz cremoso de pulpo y hongos o Merluza a la Ondarresa.

En la parte de asados destaca el Chipirón asado, el Entrecotte de buey asado, el Solomillo asado, entre otros.

Las brasas son un aderezo más del chef, “a mí no me gusta la brasa para trabajar en brasa. Me gusta como aderezo”, indica el chef Fernando Canales. Este condimento se saborea en platos como Anchoas a la brasa, Guisantes lágrima (en temporada), Kokotxas de merluza a la brasa, Bacalao a la brasa con pil-pil o Flor de alcachofa a la brasa y salsa romescu, entre otros. Otras preparaciones cuentan con la técnica como protagonista como en la Costilla de Euskaltxerri.